Cuatro cosas que debes tener en cuenta para decidir vender en internet

cada vez más gente compra en línea. Es fácil ver por qué: es más práctico, por lo que no deben salir de su casa; y, sobre todo, cada día es más seguro. Y segundo, montar una tienda en línea en tu sitio es mucho más fácil de lo que suena.

Según las cifras más recientes de Visa y Euromonitor, durante el año 2015 las tiendas en línea en Colombia hicieron transacciones por 3.100 millones de dólares, una cifra 18% superior a la de 2014. Ese crecimiento, según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, es superior al del promedio de Latinoamérica, que es del 17%.

Estas cifras no solo crecen porque cada vez más colombianos estén en internet, sino también porque los conocimientos técnicos necesarios para montar una tienda en línea son cada vez menores.

Pero antes de eso, es importante tener claros ciertos detalles de la operación de tu negocio. Estos son:

Los plazos y los inventarios deben ser los correctos

El primer dilema que debes solucionar antes de vender en internet está entre tener un inventario o no tenerlo. Contar con él te va a permitir ofrecer mejores tiempos de entrega, pero corres el riesgo de quedarte con producto guardado y posiblemente pierdas la inversión que hiciste al adquirirlo. Si decides no tenerlo, probablemente puedas ofrecer mejores precios, pero es probable que los usuarios deban soportar mayores plazos de espera tras la compra, algo que puede afectar la experiencia si no se maneja bien.

Ahí tienes cierto margen de maniobra, que debes aprovechar estratégicamente de acuerdo a las características de tu negocio y de lo que ofrece el mercado al que esperas ingresar.

Dependiendo de tu producto y de la competencia, los consumidores podrían o no tolerar mayores tiempos de entrega: si se trata de productos artesanales, o hechos a mano, el comprador podría esperar varios días. Pero si son productos masivos, que fácilmente podrían ser adquiridos en una tienda física, la espera debe ser breve para que los clientes no se desanimen.

Ten la logística bien aceitada

enter.co

Lo siguiente es saber cómo se van a mover los productos, y cuánto te va a costar moverlos. Cuando un cliente compra en una tienda en internet, está depositando su confianza en que el producto le va a llegar en el plazo establecido y en buen estado. Tu prioridad debe ser satisfacer esa expectativa.

Para eso, en el mercado hay diferentes servicios logísticos que funcionan para diferentes necesidades, y ofrecen diferentes precios y plazos. Cada uno tiene un costo y un tiempo de espera que debe ser transparente para el comprador. Asegúrate de informarlos para evitar malentendidos. Además, ten la previsión de contar con un plan en caso de que algo salga mal, pues los accidentes ocurren. Y, si el cliente se siente defraudado, no va a volver.

Aquí también tienes que tomar decisiones: ¿bajar el precio, pero tener tiempos de espera más altos? ¿Cobrar más por no hacer esperar al cliente? ¿Ofrecer un servicio rápido y económico, a costa de las utilidades? Todas esas son elecciones que tienes que hacer despacio y con buena letra para tener una estrategia competitiva.

Elige bien la pasarela de pagos

Tomada esa decisión, lo siguiente para vender en internet es pensar en una pasarela de pagos. En Colombia, este mercado se ha movido mucho, y hoy hay más de 40 opciones diferentes. Todas ellas cumplen con los estándares requeridos por los bancos para hacer transacciones seguras. La diferencia está en las tarifas que cobran y la calidad del servicio.

Dependiendo de la pasarela hay unos que te cobran un porcentaje, y otras, un porcentaje más una tarifa”, explica Luis Betancourt, asesor y entrenador en marketing digital. La decisión va a depender del precio de tus productos y del volumen de transacciones. “Si el producto no tiene un costo muy alto, los costos de la pasarela pueden ser más impactantes”, y en esos casos es mejor pensar en una opción que no cobre un precio fijo por cada transacción, sino una comisión.

Además, debes prever que estas empresas también cobran a la hora de liquidar el dinero y traspasarlo a una cuenta bancaria. “Los emprendimientos deben hacer muy bien sus cálculos para saber si los costos de vender en línea no terminan ‘comiéndose’ las ganancias”, añadió. Por eso, es crucial que dediques el tiempo necesario a escoger la opción que de verdad te funcione.

Siempre es posible no usar una pasarela de pagos, y de hecho es aconsejable ofrecer una opción para recibir dinero ‘offline’, como consignaciones o como pagos contra entrega, ya que es un método muy apreciado por los colombianos. “Es algo que mucha gente valora, porque mucha gente no tiene acceso al comercio electrónico. Mientras los compradores adquieren confianza, siempre van a preferir pagar contra entrega”.

No reinventes la rueda

Todas las herramientas necesarias para una tienda en línea están disponibles en internet. Por eso, no tienes que ponerte a programar, sino dedicarle tiempo a escogerlas bien. “El desarrollo a la medida no lo recomiendo de ninguna manera, porque eso es como reinventarse la rueda”, asegura Betancourt.

Hay varios administradores de contenidos –es decir, el programa que te permite crear un sitio web– con tus productos, los precios y la información necesaria– que puedes explorar, como WeeblyShopifyTiendaNube o Monomi. Todos ellos funcionan como una especie de plantilla bastante fácil de usar para personas sin conocimientos específicos de programación, en la que ingresas el producto y alguna información y escoges entre varias plantillas. Cada uno tiene sus opciones y sus precios. Algunos incluyen servicios extra, como el alojamiento del sitio o la pasarela de pagos. Lo mejor es que los conozcas y elijas el que más se acomoda a tu negocio y tus necesidades.

Sin embargo, algunos negocios podrían preferir una plataforma más flexible. Por ejemplo, si tienen alguna necesidad que estos otros productos no pueda solucionar del todo, o si simplemente no les gusta que su tienda en línea se parezca demasiado a las de otros negocios. En esos casos, pueden intentar usar productos como WordPress o Magento. Eso sí: va a requerir más trabajo, y en esos casos sí es muy posible que te toque programar un poco.

Tener un buen nombre de dominio, que sea atractivo y de fácil recordación, te ayudará a atraer potenciales clientes. Además, si el dominio es lo suficientemente claro e indicativo de lo que estás ofreciendo, vas a poder atraer más fácilmente a los clientes que están interesados en lo que vendes: lo más probable es que alguien que visite el sitio ventadebicicletas.com.co esté buscando, precisamente, una bicicleta. Eso ya ayuda a abonar camino para una posible venta.

Además, si tu público objetivo está en Colombia, contar con un dominio .com.co va a permitirte aparecer más arriba en los resultados de búsqueda, que es una de las principales fuentes de consulta de los consumidores antes de hacer compras. Según un reciente estudio de Google, el 82% de las personas consultan internet en el proceso previo a hacer una compra. Entre esas personas, los buscadores son la fuente de información a la que más se recurre, seguida de los sitios web de los vendedores o fabricantes.

Si logras que el acceso a la información de tus productos en línea sea fácil y transparente, vas a despertar confianza entre los consumidores, lo que no solo hará que vendas más, sino también que comiences a construir una clientela fiel y frecuente.

Imágenes: Pretty Vectorsmicrovectors (vía Shutterstock)

Según Enter.co

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Registrar una cuenta nueva
      Bienvenido a detodocolombia
      Restablecer la contraseña
      Comparar artículos
      • Total (0)
      Comparar